12/6/17

5/6/17

Ese horrible momento de la corrección



No han sido pocas las veces que me he encontrado con un escritor que decía lo mismo que aparece en el título que abre este artículo. Y yo no he podido más que reírme. De sobra es conocido también el ego del escritor que cree que su obra está perfectamente escrita (no entro en si es buena o no, eso ya lo juzgará cada lector según sus gustos), sin errores. «Salvo alguna que otra coma, no hay nada más», otra de las frases que suelo escuchar cuando un escritor decide, al fin, permitir que un corrector la vea antes de publicarla. 

29/5/17

La ¿publicidad? en la Romántica



Hace unos días surgía en las redes el controvertido comentario de un señor (a quien por sus palabras considero bastante mayor de edad) en el que dejaba claro su postura ante la reiterada utilización de algunas escritoras de fotos de hombres con poca ropa, los llamados «buenorros». En él expresaba su repulsión al ver estas fotos y colocaba a la mujer en el pedestal más bajo del suelo… lo que lo convertía en un misógino machista. No reproduciré sus palabras aquí por auténtica vergüenza, pero sí que me produjo cierta mala sensación con respecto a este tema. ¿Realmente se consigue vender los libros través de este método publicitario? ¿No será, por el contrario, lo que haga que la Romántica esté en entredicho? ¿No colocará a sus autores y lectores en esa lista de los pocos «serios» por considerar la Romántica un género menor?

23/5/17

La salud de la Romántica



Si echas la vista atrás a aquellos tiempos en los que los primeros libros se vendían en los quioscos y las primeras novelas románticas de autoras como Corin Tellado rompían una monotonía impuesta pero no deseada, comprobarás que ha evolucionado tanto que casi se hace difícil creer que se trate de lo mismo; historias que nacen del corazón, contadas para crear sentimientos y conmover a sus lectores.