2/4/17

Libros de invierno. Sofá, manta y libros

Llegó el final del reto.
Como recordarás, si has seguido el reto de un año entre historias de este blog, en primavera de 2016 me propuse el reto de aligerar un poco los libros que tenía pendientes en mi biblioteca, pero, como algo que era inevitable, leí  otros libros que no estaban en mi estantería, por lo que, al final. la lista de pendientes sigue sin descender lo más mínimo. Imagino que hay vida por delante para que mengüe, pero creo que mientras sigan saliendo libros al mercado, seguirá creciendo lo quiera yo o no. Lo que sí tengo claro es que irme a la cama sin leer, aunque solo sea una página, es imposible.
o

Conocí a Xelima G. Arnedo en el II Encuentro Romántica Armilla. En ese momento todavía no había terminado su primera novela, esa que tengo en mis manos en la foto, Butterfly incompleta, pero me habló de ella con esa pasión que hablan todos los escritores de sus primeros textos que creo que a partir de ahí, empezaron mis ganas de leerla. 

Y cumplió las expectativas. Una novela muy cortita, se me fue en un par de ratos (algo insólito en  mí) y es que me cautivó su forma de escribir. Las sorpresas se suceden unas con otras y sus apenas 120 páginas dan para mucho mucho tema. Misterios, traiciones y secretos van de la mano sin detenerse a tomar aire y desde el principio toman carrerilla hasta el final. Sin olvidarnos de la parte erótica que su autora maneja con bastante elegancia sin caer en lo vulgar. 

Aunque el libro es autoconclusivo habrá segunda y tercera parte de Butterfly. Dos de sus personajes tendrán su propia historia, y creo que merecerá la pena leerlos también. Eso sí, que sean algo más largas esas continuaciones, Xelima, ¡¡¡por favor!!!  Me gustaría entrar más en detalles, los justos, eso sí, para conocer más a esos personajes que te enganchan desde el principio... 
Y en Butterfly incompleta, quien más me cautivó fue, sin duda, la pequeña Mili. 

Decir algo más de esta novela sería que tienes que leerla porque con más detalles te la estaría contando y es mejor disfrutarla en todas sus páginas. 

o


Conocí de su existencia para el quinto café con sabor a mar y letras el pasado 18 de febrero en el que entrevisté a su autora, Eva Gil Soriano.

Siguiendo la estela de lo que nos encontramos en esta novela, diré que es una historia tan real como la vida misma entre dos adolescentes enamorados que luchan por llevar a cabo sus deseos de estar juntos. La lucha constante de ella por salir adelante pese a las duras circunstancias que nunca creyó que le pasaran y la estupefacción de él al descubrir la verdad sobre lo que creía que había pasado y en realidad no fue. Todo ello aderezado con las maquinaciones de una madre que se entromete donde no la llaman para dirigir el camino de su hijo hacia un futuro que solo ella desea.

Un verano para recordar es de esas historias que te hacen sonreír cuando acabas la última página y te preguntas, aun a sabiendas de que es algo irreal, qué sería de sus protagonistas hoy en día. Y creo que así debería quedarse un lector al terminar una historia romántica, pensando en el siguiente paso de sus protagonistas y por lo que habrán pasado para llegar hasta él.

o

Del quinto café, pasamos al sexto. Es lo que tiene conocer a nuevos autores e interesarte por sus obras. En esta ocasión se trata de Enrique García y su novela Tú, eres mi destino. Un escritor de novela romántica, dentro del subgénero del New Adult, en el que crea una atmósfera universitaria cargada de suspense y romance.
Hablar sobre esta novela es empezar desde el principio, destriparla entera y llegar al final, pero mejor te dejo que la descubras tú mismo. Solo te diré:
Una beca Erasmus en Bolonia será la coartada para una misión especial en la que Marcos conocerá a Laura en unas circunstancias que nunca hubiera deseado.
Una historia que hilvana las correrías de un grupo de amigos universitarios en Italia. Con escenas que muchos hemos vivido en aquellos años, algo que nos hace recordarlo con cierta nostalgia en una narración sencilla, sin artificios para deleite de los que nos gusta disfrutar de las historias paso a paso, despacio y llegar a su final no se vuelve lo más necesitado durante su lectura.
Sí es cierto que me ha faltado un poco más de misterio algo que compensa con la parte romántica;  muy tierna, dulce y tratada con mucha ternura. 
                                                                                         

1 comentario:

  1. Gracias María Elena por la reseña, me encanta que se te haya quedado ese buen sabor de boca al acabar jeje. Besos

    ResponderEliminar

Te invito a compartir tu opinión sobre lo que has leído, siempre desde el respeto y la educación.
Cualquier comentario fuera de tono, ofensivo, spam o que no esté relacionado con la entrada en cuestión será eliminado de forma inmediata.

Gracias por dejar tu huella en este blog.